¿Pero seto ké e?

Al pasar la esquina de Mercaderes Sebastián se percató del paquete que desde un trole en marcha alguien arrojó a los pies del quiosco.